tomatazo valle caujeri5En el Valle de Caujerí los rendimientos se multiplicaron como consecuencia del favorable clima y el saneamiento de las áreas después de Matthew. Fotos: Leonel Escalona Furones

El rojo intenso de los campos anima la vida en el Valle de Caujerí. La actual cosecha de tomate pudiera convertirse en la más grande de ese lugar, si se acopian con eficiencia los altos volúmenes que deben aportar las 720 hectáreas sembradas, de ellas 650 bajo riego, la mayor área en la historia del emporio productivo.

 

Eso subrayó a Lomerío Aricel Samón Pérez, director general de la Empresa Agropecuaria de San Antonio del Sur, quien precisó, además, que los rendimientos se multiplicaron de 15 toneladas por hectárea a 22 en la mayoría de los campos y hasta 30 en las mejores tomateras, como consecuencia del favorable clima y el saneamiento de las áreas después de Matthew.

 

“Tal crecimiento, que deberá tenerse en cuenta en futuros pronósticos y planificaciones de cosechas, indujo una sobreproducción inusitada que -al decir del directivo- rebasará las más de 10 mil toneladas pronosticadas para la campaña, de ellas nueve mil 223 contratadas con las industrias guantanameras (Valle de Caujerí y la Guaso) y 800 para el consumo de la población”.

 

Una visita a ese polo productivo, el martes 20 de febrero, permitió constatar que hasta esa fecha las 11 formas productivas comprometidas con el suministro de la materia prima a los mencionados destinos habían entregado cuatro mil 500 toneladas y quedaba en los campos una enorme cantidad de fruto maduro con riesgo de perderse, por falta de envases o las lluvias que ya comienzan a hacer estragos en la zona.

tomatazo valle caujeri2Ramón Nápoles Lobaina, productor de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Constantino Lores, expresó su preocupación por temor a que se le echaran a perder varios quintales amontonados en el campo por falta de cajas para envasarlos y de transporte para su traslado. Fotos: Leonel Escalona Furones

Para entonces había un pico de maduración iniciado casi una semana antes y debía extenderse otra, lo que agravaba aún más la tensa situación al tener que extraer de los sembradíos unas 210 toneladas diarias, de las cuales la fábrica del Valle de Caujerí solo puede procesar las 100 que le permite su máxima capacidad.

 

“La situación persiste y obliga a enviar diariamente 60 toneladas a Contramaestre, 40 a la Guaso, pequeñas cantidades a otras minindustrias del territorio y 10 al consumo de la población”, afirmó Samón Pérez.

 

“No es tarea fácil trasladar tanto tomate a la vez -advirtió-, pero tampoco se justifica que los mercados de la ciudad de Guantánamo no tengan el del Valle, cuando hay en cantidades suficientes para cubrir los compromisos contraídos y mantener el abastecimiento de aquellos”.

 

Sin embargo, recordó que la “llave” está abierta para que las empresas de Acopio, fundamentalmente la del municipio cabecera, vengan a buscar todo el que demanda la población hasta finales de marzo, pues otras, incluso de Santiago de Cuba, lo hacen con más frecuencia”, apuntó.

 

Al identificar las principales dificultades de la campaña, el director general de la Empresa Agropecuaria enumeró no tener destinos para tanta hortaliza, la falta de organización en su traslado, por orden de recogida, hacia las industrias y los mercados y la escasez de envases, todo lo cual podía provocar la pérdida de la fruta.

tomatazo valle caujeri3En la finca de Iraelbis Romero Macarro, trabajadora de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) 28 de Septiembre, parte de su cosecha en cajas permaneció casi una semana en la guardarraya sin que la fueran a recoger. Fotos: Leonel Escalona Furones

Chirriando gomas

 

Esa frase la usó Ramón Nápoles Lobaina, productor de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Constantino Lores, para dar una idea del estado de zozobra en que se encontraba él por temor a perder varios quintales amontonados en el campo por falta de cajas para envasarlos y porque nadie los iba a recoger.

 

Señalando la estiba del producto hortícula, dijo que apilados de esa manera se pudren con rapidez, porque es mayor el calor y el peso que reciben los de abajo. “Si las cajas no llegan a tiempo se perderá la mayor parte que todavía está en los campos y será esfuerzo y dinero tirados a la basura”, reflexionó el campesino.

 

“Es un crimen que uno se reviente trabajando para producir los alimentos que necesita el pueblo y luego no aparezcan los envases para llevarlos a su destino, que lo mismo puede ser una fábrica, un círculo infantil o el mercado agropecuario. Lo más doloroso es que no me pasa solo a mí”, aclaró.

 

El problema más serio para él es que algunos directivos de la empresa informen que todo está asegurado para la cosecha y no siempre es así; entonces cuando otros vienen a fiscalizar la marcha del proceso, en ocasiones no llegan a los campesinos a ver lo que pasa en el surco, lamenta Nápoles Lobaina, quien sugirió organizar con más tiempo la zafra para tener una idea más cercana a la realidad.

 

Cerca de su finca, en la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) 28 de Septiembre, la trabajadora Iraelbis Romero Macarro, con una hectárea, comentó que el día anterior a nuestra visita se llevaron lo que quedaba en las 90 cajas acopiadas hacía seis días.

 

“Si tuviéramos suficientes envases y lo recogieran en tiempo, se perdiera menos, ganara la economía al obtener más producción y los trabajadores recibiéramos mayores ganancias, pero parece que a muchos les falta adquirir conciencia”, advirtió.

 

Al llegar a su finca, ubicada en la entrada de Tejas, ella atendía a su hija enferma, mientras el varón, junto con otros familiares, llenaban unas 300 cajas para ver si no corrían la misma mala suerte del anterior envío.

tomatazo valle caujeri4Rolando Columbié Durán, uno de los obreros de la CPA 17 de Mayo, opinó que la cosecha se organizó mejor por eso no le faltaron cajas y medios de transporte para el traslado de sus producciones. Fotos: Leonel Escalona Furones

Para Julio Méndez Macarro, con tierras en la mencionada CCS y también en la UBPC, hasta ese día le había ido mucho peor. Tenía tomate recogido para llenar 100 cajas y más de 500 listas en el campo para acopiar y no había recibido ni uno solo de esos envases.

 

“Si no los puedo obtener a tiempo o empieza a llover se perderá toda esa cantidad. El año pasado no hubo tantos problemas con los envases, porque se sembró menos”, comentó.

 

En la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) 17 de Mayo la cosecha se organizó mejor, por ello no les faltaban cajas, opinó Rolando Columbié Durán, uno de sus obreros, con una hectárea y media de la solanácea.

 

A medida que iba recogiendo, una yunta de bueyes trasladaba la materia prima hacia la industria. “Es una medida interna, cuando un trabajador termina la cosecha en su finca, los medios se traspasan a la otra para asegurar la producción general”, explicó.

 

Aunque la Empresa Agropecuaria de San Antonio del Sur no se desentiende de las mencionadas problemáticas, su director aclara que es responsabilidad de las juntas administrativas de las diferentes formas productivas organizar la zafra de manera que se garantice la rotación efectiva de los envases y el traslado oportuno del tomate que lleva más tiempo recogido en el campo para que no se eche a perder.

 

“No resulta fácil repartir poco entre muchos. Por eso diariamente se evalúa el comportamiento de la cosecha y se entregan las cajas a la cooperativa que más tensa situación enfrenta, por ejemplo ayer 20 de febrero, le asignamos 300 a la CCS Constantino Lores, y las paletas a la 28 de Septiembre, en similares condiciones.

 

Sobre ese particular, Oscar Leiva Pompa, director general de la Empresa de Suministro y Transporte Agropecuarios, entrevistado posteriormente, explicó que desde agosto hasta la fecha, entregó más de 45 mil cajas y 755 parles a las 11 formas productivas que participan en la cosecha de tomate en el Valle de Caujerí, ambas cifras por encima de lo demandado por ellas para la presente campaña.

 

“A pesar de las deuda de casi de un millón de pesos, con más de 90 días de envejecimiento, de 25 formas productivas de esa zona, incluidas algunas de marras, con nuestra empresa, estamos construyendo seis mil cajas para salvar la producción, pero los incumplidores debieran saldar primero sus compromisos”, advirtió Leiva Pompa.

 

Entre ellos mencionó las CCS Constantino Lores con más de cinco mil 778 pesos de deuda; Mariana Grajales con más de 38 mil 758; Genaro Ortiz con cerca de 90 mil; José de la Luz y Caballero, con más de 101 mil 379, entre otras.

tomatazo valle caujeri“Las juntas administrativas de las diferentes formas productivas son las responsables de garantizar la rotación efectiva de los envases y el traslado oportuno del tomate que lleva más tiempo recogido en el campo para que no se eche a perder”, advirtió el director general de la Empresa Agropecuaria de San Antonio del Sur. Fotos: Leonel Escalona Furones

Corregir el tiro

 

Ojalá se resuelvan los problemas referidos, en su mayoría subjetivos, que ponen en peligro el resultado de la que pudiera ser la mejor cosecha de la historia en el Valle de Caujerí y se encuentre el camino de la eficiencia para evitar los mismos tropiezos de todos los años.

 

La Empresa Agropecuaria del municipio debe corregir el tiro: exigir y chequear a las juntas administrativas de las diferentes formas productivas por la organización y control, a pie de surco, de la rotación de los envases y el traslado oportuno de la materia prima hasta su destino para que no se pierda en los campos ni haya desvíos al mercado informal…

 

Seriamente lastimada por el huracán Matthew, la economía guantanamera no resiste otros descalabros, necesita, por el contrario, que las industrias cumplan sus compromisos, especialmente la del Valle de Caujerí, que tributa pastas para la elaboración de otros derivados que contribuyen a sustituir importaciones.

 

De ahí la necesidad de que campesinos y cooperativistas produzcan, cada vez, más alimentos y correspondan con resultados a los cientos de millones de pesos invertidos por el Estado en sistemas de riego, tecnologías, maquinarias, insumos… para impulsar el desarrollo agrícola en esa productiva zona.

 

Ese esfuerzo de la Revolución, que además arrebató las tierras a los latifundistas y se las entregó a ellos para que la trabajaran sin ser explotados, merece la respuesta contundente que también el pueblo espera.

 

Comentarios   

0 #1 Luis Angel Matos 02-03-2017 15:10
Lo que no se entiende es como los mercados de San Antonio del sur no tienen tomate para el consumo de la población o es que acopio tampoco tiene cajas ni transporte.
Citar
0 #2 Alejo 03-03-2017 16:13
Todos los años es lo mismo. Las producciones de tomate, yuca y otros productos permanecen días y semanas con el riesgo de echarse a perder. siempre es el mismo tema y nadie resuelve nada, será que tendrá que venir el mismísimo presidente de los consejos de estado y de Ministros para que las cosas cojan su lugar?
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar