estaban aguilar

Habla casi con la misma seguridad con que baila. Nada parece, en su caso, ser motivado por la fatalidad o el destino, sino del ahínco. Pero en su plática, gusta también dar lugar a las apariencias del "azar concurrente" lezamiano.

"Me ha sucedido cada cuatro años: 2006, 2010 y, ahora, 2014 han sido mis mejores años, los de más logros, más fructíferos en reconocimientos".

Con solo 28 años, Esteban Santiago Aguilar Domínguez es un maestro de la danza, en un ámbito como Guantánamo, donde los hay muchos y buenos.

Efectivamente. Primer bailarín de la compañía Danza Fragmentada y coreógrafo, el año recién concluido fue de una alta cosecha de premios en eventos nacionales, resumidos en el más reciente y significativo para él: Premio Ramiro Guerra, en interpretación de danza contemporánea, otorgado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de jóvenes creadores en el país.

"Es un honor para mí, más estando en el jurado personalidades de la danza cubana como el coreógrafo Isaías Rojas, el crítico Noel Bonilla Chongo, y la Premio Nacional de Danza Silvina Fabars.

"Soñé tener esta distinción. Aunque estuve nominado hace dos años en esa misma modalidad –una de las cuatro en que se entrega el premio-, en Guantánamo sólo lo había obtenido antes el bailarín Yesenis, en interpretación folclórica.

"Es que sea reconocido a nivel nacional lo que uno representa y defiende con su quehacer diario; un honor, una responsabilidad para seguir; un compromiso con los demás jóvenes creadores guantanameros y cubanos que en mi nombre se valore la obra en danza contemporánea.

"Y claro que me sorprendió, por eso mismo: hay muchos y buenos aquí y en otras partes. Pero me enorgullece por mi provincia, por su cultura, por la AHS que tanto me apoya, por mi compañía que ha sido mi escuela, por mi director Ladislao, por mi casa, mi madre Esther, mis amigos... en fin, por Cuba y la danza.

"Ahora el compromiso es seguir sin descanso, no estar conforme nunca, y sobre todo –donde quiera que he estado, esté y estaré lo digo y lo diré-: ser guantanamero".

¿Cuáles fueron las pautas del año?

"En 2014 llovieron las invitaciones y respondí al interés de participar en eventos y talleres en Bayamo, Las Tunas, La Habana, Villa Clara, Ciego de Ávila..., donde siempre fui distinguido.

"En Guantánamo merecí en abril el premio Escena Viva en coreografía, y por el Día Internacional de la Danza el de interpretación masculina por Un hombre sin historia...

"El evento Danzandos, en Matanzas, en octubre, me valió el de mejor coreografía, por Carlos y Blondie, también con una mención en interpretación, pues el premio fue para el otro integrante del dúo: Aurelio Planes; a la vez, el Icarón de interpretación, el Concordia de coreografía por la AHS, por Breve historia de insectos, que fue a la vez el de popularidad, para mí el más importante en ese caso... Todo eso entre 28 obras, entre las cuales estuvieron tres finalistas.

"A finales de noviembre, en el evento de coreografía Impulso, de la novena edición de la convocatoria de danza teatro Retazos, gano en coreografía por Carlos y..., entre 31 obras, de ellas siete finalistas".

¿Desde cuándo bailas?

"Desde la barriga de mi madre Esther, creo. Nací y me crié en ese mundo, pues ella ha sido profesora y desde hace mucho regisseur de Fragmentada, donde fui creciendo y así me inicié formalmente en la academia de la compañía en 1996, cuando cursaba el tercer grado de la primaria...

"De manera que, académicamente, no soy de la escuela más establecida, sino que me formé en ese ámbito, hasta llegar a ser primer bailarín, tener primer nivel como coreógrafo, maestro de danza contemporánea y profesor de práctica escénica y repertorio de primer año del nivel medio en la escuela territorial de danza, que, como es conocido, se encuentra en Guantánamo.

"Por eso, Danza Fragmentada ha sido mi centro de superación, me ha llevado a calificarme, a cultivar el interés en conocer, informarme, leer en libros y en la vida, estar al tanto de la historia y la actualidad de mi profesión, aprovechar los talleres pedagógicos del maestro Ladislao...

"Todo ello me avala como maestro nacional en danza contemporánea, a la vez que soy profesor adjunto de nivel medio en danza contemporánea en la escuela de la vecina provincia de Santiago de Cuba, y ser invitado continuamente a talleres en otras partes del país.

"En esa condición pude desempeñarme satisfactoriamente también en la colaboración en la República Bolivariana de Venezuela, en el programa Barrio Adentro Cultura".

¿Proyectos?

"Planes hay muchos, e inmediatos, como el de integrar un proyecto itinerante, nombrado Caimán dormido, que son dos parejas de baile de diferentes provincias, y trabajar como coreógrafo con el grupo de danza contemporánea del Instituto Superior de Arte, en la capital...

"También estamos laborando en intenciones y concreciones con el Ballet de la TV Cubana, danza teatro Retazos, nuevos montajes con Fragmentada para tres estrenos y uno como coreógrafo, con Danza Libre.

"Y por ahí, lo que venga, como participar en los eventos Solamente solos, Danza Callejera y otros.

"Eso incluye, por supuesto, mi labor como maestro: dos coreografías mías van al concurso Ernestina Quintana de escuelas de arte, donde ya he obtenido premios en dos anteriores ediciones, tanto con las coreografías como con los niños intérpretes".

¿Visión del presente y futuro de la danza en Guantánamo?

"Somos una potencia de la danza en Cuba. Desde que la profesora Elfrida Mahler –ella fue la madre- vio y comenzó, al crear Danza Libre, a desarrollar profesionalmente ese potencial, este no ha parado de crecer y fortalecerse.

"Estamos en plena salud con las tres compañías profesionales: Danza Libre, Fragmentada y Ballet Folclórico Babul, sus academias, y el movimiento de artistas aficionados, los proyectos comunitarios, Jagüey, Dansoc, las casas de cultura... Es la manifestación artística de mayor fuerza en la provincia, considero.

"También tienen sus contras... Creo que las instituciones tienen que confiar más en los jóvenes, permitirnos que nos equivoquemos, apoyarnos, guiarnos, rectificarnos, no sólo darles espacio a los directores establecidos...

"Creo que estos espacios de propuesta y experimentación pueden abrirse más en la AHS, la Unión de Escritores y Artistas (UNEAC), la escuela..., para darles más valor, mayor promoción y atención y mostrarles preocupación para que estén en los espacios, en la programación...

"Eso podría hacer más masivo el movimiento y mostrar la conciencia de lo que hemos logrado y lo mucho más que podríamos lograr..."
¿Agradecimientos, deudas...?

"En primer lugar ambas cosas a Guantánamo como provincia, como ciudad, por creer en mí, por el apoyo pese a las dificultades; a mi familia, a mi madre, a mi abuela, a mi hermana; a Ladislao por acogerme y formarme; a mis compañeros de trabajo... A todos, eternamente agradecidos y en deuda...

"También a la AHS, a la UNEAC, al Consejo provincial de las Artes Escénicas, a la Casa del Joven Creador (qué nos sirvió de sede durante 13 años), al Gobierno (que nos hizo el local), a los medios de difusión y a muchos más que colaboran.

"Siempre seré guantanamero, esté donde esté..., defendiendo estas raíces, esta identidad, que me hace y enorgullece... Siempre viajo a mi semilla, retorno, regreso, porque creo en Guantánamo.

Comentarios   

0 #1 Tania Coello Rodríguez 14-01-2015 14:13
;-) Espero que te superes en el baile y nunca dejes la compañía Danza Fragmentada donde prácticamente creciste y te forjaste, sabes yo estuve en esa compañía lo que no por mucho tiempo por cuestiones de salud pero me encanto estar allí y es muy divertido. Quisiera estar de nuevo y voy hacer todo lo posible para entrar de nuevo.
Bueno te deseo éxitos en tu baile y te que te valla bien.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar