semana cultura concluyeApego a las raíces y musicalidad distinguieron las jornadas de la Semana de la Cultura Guantanamera. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

Si algo debemos reconocer de la recién concluida Semana de la Cultura del municipio Guantánamo es la heterogeneidad de sus propuestas, que mostraron la profesionalidad y el rigor de los diversos conjuntos y figuras artísticas del territorio e incluyeron amplios e intensos debates en torno a la salvaguarda del patrimonio cultural y la fortaleza de los artistas aficionados de nuestras comunidades, alentados, en su mayoría, por la labor de los Instructores de Arte (IA).

Distribuidos por todos los centros educativos del territorio, los IA promueven lo mejor del arte cubano y universal, y en las edades tempranas acentúan su trabajo para rescatar las raíces histórico-culturales de la región. El trabajo que encaminan hacia la valoración y creación de las artes todas, coincide con el propósito de fomentar una cultura general integral masiva.

Su imprescindible faena se notó durante el colorido desfile inaugural que protagonizaron los infantes miembros de los talleres y grupos de creación de las escuelas pertenecientes a los Consejos Populares.

Asimismo, durante la Semana, la Casa de Cultura Rubén López Sabariego, rectora del movimiento aficionado de la provincia, mantuvo una programación que premió el talento musical de la Brigada José Martí, y cedió sus instalaciones a solistas y declamadores de la Asociación Cubana de Limitados Físicos-Motores (ACLIFIM) y a la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI).

Igualmente, allí se dieron cita agrupaciones musicales como Rumba Guaso y Changüí Renacer; el espacio Escenarte congregóa bailarines del Grupo Fénix y Alter Ego y se presentaron aficionados de las diferentes manifestaciones de los centros penitenciarios.

Y se movió la cultura….

El público que se reunió cada noche dentro y fuera de la Casa de la Trova Benito Odio, aplaudió los Conciertos 25 Aniversario dedicados a la trigésimo séptima edición del evento, pero la trova y la música alternativa demostró que en esta parte de la Isla tiene sus seguidores, y puede seguir sumando.

La feliz iniciativa del juglar Audy Vargas de unir Ñaca Ñaca -su habitual peña- a Esto no tiene nombre, semejante del grupo Barra Abierta, en jornada que devino concierto y presentación también del trovador holguinero Manuel Leandro Sánchez, fusionó géneros musicales arraigados en la provincia con los acordes de la novisísima trova, a la que pertenecen estos muchachos.

Esta novel generación de la canción de autor cubana, que llega desde la renovación y la vanguardia, de a poco, ha logrado insertase en las programaciones de los grandes eventos culturales de la provincia más oriental; lo que prueba el mérito de la Asociación Hermanos Saíz como promotora de lo mejor y más auténtico del arte joven.

En el marco de la 37 edición de la Semana, también tuvo lugar la premier del documental Guantánamo: ciudad de danzantes, material audiovisual producido por el Telecentro Solvisión, bajo la autoría de seis estudiantes de Periodismo de la Universidad de Oriente.

El documental, repasa la actualidad y buena salud del movimiento danzario guantanamero, a pesar de la emigración de bailarines hacia otras regiones del país. Una obra audiovisual que dejar ver las corrientes estéticas de cada compañía y de las que se han desprendido jóvenes coreógrafos, que hoy representan la vanguardia de la danza en el territorio.

Contra todo pronóstico y superando las adversidades aparecidas en su proceso productivo, Cuidad de danzantes repasa logros merecidísimos de nuestras agrupaciones danzarias, y en sus autores, al parecer, queda garantizado parte del relevo de la realización audiovisual en Guantánamo.

Otro hecho sobresaliente dentro del programa de actividades fue el concierto que realizó el quinteto La Luz este 23 de febrero, en horario nocturno y en los exteriores de la Casa de la Trova, para celebrar los 20 años de creada de esta agrupación, una de las más insignes del territorio.

semana cultura concluye2El quinteto La Luz, por sus 20 años de creado, fue uno de los principales homenajeados dentro de la Semana. Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

¿Más diálogos… o soluciones definitivas?

La Semana de la Cultura en el municipio cabecera estuvo marcada, además, por otras expresiones culturales como el patrimonio, el trabajo social-comunitario, lo debates y talleres.

 

Los investigadores reunidos en el Salón Árabe de la Casa de Cultura -donde sesionó este martes 23 el Coloquio Arte e Identidad- intercambiaron resultados investigativos sobre los procesos culturales del territorio y se pronunciaron en base a la identificación y salvaguarda de los elementos del Patrimonio Cultural Inmaterial local, siempre con la anuencia de los factores decisores integrados a dicho resguardo.

 

Versados del Centro de Superación para la Cultura, promotores e instructores de arte, así como investigadores de la propia Casa y del Centro provincial de Patrimonio disfrutaron del intercambio, que se enmarcó también hacia la construcción de la identidad guantanamera a partir del reconocimiento y las posibilidades de autorrealización del individuo.

 

En el Centro de Comunicación para la Cultura, el encuentro que sostuvieron artistas, creadores, periodistas, comunicadores y promotores en la misma jornada del 23, puso en claro la preocupación del sector con respecto a la promoción cultural, la divulgación de las actividades y el presupuesto que se destina a dicho sector.

 

 

A pesar de que se invitaron y no concurrieron las principales autoridades del ramo, los artistas presentes plantaron sus necesidades para que se trazara una verdadera y certera estrategia de promoción, más allá de la programación de la Dirección provincial del sector.

 

Los extintos estudios de público son indispensables a la hora de elaborar un plan que satisfaga a todo tipo de gustos y demandas, para que no ocurra que la mayoría de las propuestas las consuman los propios trabajadores de Cultura, a decir de ellos mismos.

 

En el caso del teatro y la danza -como en otras manifestaciones- es inconcebible que los artistas pasen a ser sus propios relacionistas públicos para acceder a espacios de capacitación o presentaciones en circuitos nacionales o internacionales, cuando su faena está dirigida a la creación.

 

Los allí presentes coincidieron en que en las principales instituciones culturales del territorio (dígase Uneac, AHS, Centro de la Música, y los diferentes Consejos), se hace necesario y urgente un equipamiento técnico moderno que permita la visualización de los productos artísticos en Internet y las principales redes sociales, para una mejor promoción en esa plataforma digital.

 

Sin embargo -en medio de tanto necesario debate- todos asumieron su compromiso con las tradiciones y el patrimonio cultural guantanamero, al que hay que perpetuar a cualquier precio, en consonancia con los nuevos tiempos.

 

Así, entre actividades para cultivar el pensamiento, poner voz a las ideas o para recrear el alma, transcurrió las más reciente Semana de la Cultura Guantanamera, un evento ya imprescindible dentro del panorama artístico del segundo mes del año en la capital del Alto Oriente cubano, y que debe seguir creciendo en alcance y organización en cada edición.

Comentarios   

0 #1 jorge carlos albear 26-02-2016 14:52
interesante propuesta, aunque no estuve allí me gusta la manera en que narras los hechos sin teques, saludos
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS