Para Leovigildo Venereo Ramírez la ganadería es su propia vida, esta le llegó por herencia familiar y desde muy temprana edad adquirió habilidades que lo convirtieron por varios años en el mejor cebador de toros de Cuba.
Conocido popularmente como Pipi, en su finca Las Dos Hermanas, ubicada en la comunidad de Naranjo Dulce, en el municipio de Niceto Pérez, logra cebar más de un centenar de toros cada año, como promedio, los cuales entrega al estado cuando rebasan los 450 kilogramos de peso.
Además de ser uno de los mejores cebadores de toros del país, Pipi sobresale por la producción y entrega de leche y otras carnes, como la de ovejo. Aquí va un acercamiento en imágenes a su labor.

01020304060708

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar