guantanamo hombres zafraDe izquierda a derecha, Fernando Silega Durruty, Víctor Pérez Perigó y Ramiro Rodríguez Lafita, los tres millonarios de esta zafra, hasta el momento. Fotos: Leonel Escalona Furones

Cerca del 15 por ciento de la caña que ha llegado al central Argeo Martínez ha sido alzada o cortada por ellos. Llegan a la una de la mañana al cañaveral y se van cuando la noche y la soledad son las reinas de la espesura.

Son hombres de la caña, nacieron en los alrededores del hoy único ingenio de Guantánamo, y de sus padres heredaron los oficios.En los campos desde donde abastecen los basculadores del central, se baten día a día casi una treintena de operadores de alzadoras y 13 de combinadas, pero ninguno, a 125 días de iniciada la zafra azucarera en el territorio, ha llegado tan lejos como ellos.

Si hoy directivos de zafra en la provincia tienen a flor de piel el optimismo del cumplimiento del plan, ellos tienen una gran parte de la buena “culpa”.

Hablo de los tres hombres únicos millonarios de esta contienda, hasta ahora.

Un Cabito desprendido

Ni él mismo sabe por qué le dicen Cabito. El caso es que a Fernando Silega Durruty, operador de alzadora, el primero de los hombres que en esta zafra llega al millón de arrobas de caña izadas, si no es por ese mote nadie lo conoce en Honduras o en la Luisa de Jamaica, donde ha vivido casi sus 47 años de edad.

Lo encontramos en la mañana del miércoles último en el taller y se adelanta al diálogo: “Estoy aquí, pasándole la mano a mi amiga la alzadora, porque precisamente por no descuidarme en eso llevo junto a ella tantos años”, confiesa.

Millonario en las últimas 24 zafras, a los 17 años de edad “heredó” de su padre la alzadora y lleva tres décadas junto a ella.

“Lo más importante es tener el equipo al “cien”, engrasarlo diariamente, porque son viejitas estas máquinas soviéticas, y hacer el trabajo bien. No es tirar para arriba del camión y dale, porque caña que pongas regada, caña que va a parar al camino real, no al central. Hay que hacer una buena carga”, asegura.

Con promedio diario de 200 y 205 toneladas diarias, le fue posible a Cabito llegar al millón de arrobas con 20 días de antelación a lo previsto.

Vitico, el de La Patrona

Otro operador de alzadora, Víctor Pérez Perigó, este de la UBPC Manuel Sánchez, de Argeo Martínez, se convirtió, unos días después, en el segundo millonario de la zafra 2015. Es también de Jamaica, específicamente de San Miguel, y con La Patrona, como bautizó a su bien conservada máquina, cumplió el altamente productivo propósito y asegura que le “voy a sacar un pie a Cabito, porque de momento ya me le fui arriba”, reta a su compañero.

Orgulloso, Vitico el de La Patrona, habla de sus cinco hijos (“que me han salido buenos cantidad”, comenta) y afirma que a ritmo de más de 150 toneladas alzadas diariamente, arribó al millón en esta contienda, condición también alcanzada en las 29 anteriores.

“Y voy a seguir trabajando para que sea así hasta que cumpla los 70 años de edad”, aseveró quien ahora anda por los 48. “Hay Vitico para rato” auguró.

El último de los millonarios

Ramiro Rodríguez Lafita, de 43 años, fue el último en convertirse por el momento en millonario. Operador de combinada desde hace un cuarto de siglo, hace tres años mantiene la productiva condición en la UBPC Manuel Sánchez.

“Lo mío es dar todo mi aporte a la Revolución, por muchas razones, pero la que más me mueve, es corresponderle con la misma generosidad con que me ha tratado”, dice adelantándose a cualquier pregunta.

“Mi familia y yo somos de Jamaica y una de mis hijas nació aquí con varias cardiopatías, al año de existencia le practicaron una operación a corazón abierto en La Habana y después ha tenido un seguimiento médico muy riguroso, y ahí la tengo con ocho años y muy buena salud”, argumenta agradecido.

Quince días antes de lo previsto, Ramiro cumplió su meta. Hasta el momento ha pasado por su combinada alrededor del 40 por ciento de la caña que su UBPC ha aportado al central.

A las cuatro de la mañana comienza su jornada y termina cuando ya no sube ningún camión al cañaveral. “Por el cuidado que le doy, esta señora no me da lucha y me permite ese ritmo de trabajo”, dice al hablar de su combinada.

Comentarios   

0 #1 noelia.carmenaty 20-04-2015 18:37
le transmito mi respecto y reconocimiento a estos hombres que día a día contribuyen al quehacer de la zafra en Guantánamo,que continuen dando los mejor de si para el cumplimiento del plan de azúcar de la provinicia y que esta muy cerca. Felicidades
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Concierto en Guantánamo Una Canción para la Paz

concierto paz guantanamo7 concierto paz guantanamo6concierto paz guantanamo5

Como parte del programa de actividades del V Seminario por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, se desarrolló en la Plaza 24 de Febrero de la ciudad de Guantánamo el concierto Una Canción para la Paz, al que asistieron los delegados del evento que desde el pasado día 4 tiene lugar en esta provincia.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar