materia primaEl papel y cartón a pesar de que ahora llenan el área son cifras insuficientes para cumplir el plan anual de producción. Foto: Leonel Escalona Furones.

Pedro pedalea fuerte por la barriada de San Justo. Su bicitaxis arrastra una carreta cargada de frágiles envases cuyo tintineo le hace coro al pregonar altisonante:¡Compro botella de ron y de cerveza, aluminio, cobre y bronce. Sudoroso hace un alto para atender la clientela que a cincuenta centavos le vende los pomos reclamados y hasta trozos de metales herrumbrosos.

Es habitual esta estampa en cada cuadra guantanamera, donde ya existen muchas personas vinculadas a la práctica de adquirir materia prima para venderlas en las casas de compras habilitadas para este negocio.

Son artículos que pasan por un proceso de clasificación y se venden a entidades que vuelven a reutilizar los envases, objetos y desperdicios. De todo se ocupa, hace 55 años, la Empresa de Recuperación de Materias Primas en Guantánamo, ubicada en el kilómetro dos la carretera del poblado de Jamaica.

El centro, agrupa 265 trabajadores entre sus direcciones municipales, casas de compras y tres Unidades Empresariales de Base (UEB): Proceso Provincial, que recibe productos recuperados en los territorios y los procesa y alista para la venta; la Técnica, que controla transporte, equipamiento tecnológico y mantenimiento, combustible, energía, inversión y desarrollo; y Aseguramiento reguladora de los servicios internos, el abastecimiento técnico material y la compra de insumos.

Los Comités de Defensa de la Revolución (CDR)el Movimiento de Pioneros Recuperadores del Futuro, las casas de compras y los convenios con las entidades, son fuentes abastecedoras de materia prima a la empresa.

Santiago Ruíz Reyes, director de la entidad, explicó a la prensa, que existen 16 casas de compras, siete en el municipio cabecera y nueve en diferentes localidades de la provincia encargadas de recibir la materia prima que circula en la población, además de una cooperativa no agropecuaria en el municipio de Imías.

Los productos que se reciclan en la entidad son de acero, hierro fundido, acero inoxidable, aluminio, cobre, bronce, plomo, otros materiales no ferrosos como la chatarra electrónica (placas de computadoras, de televisores, calculadoras, teléfonos celulares), también está el papel, cartón, plástico, envases textiles y de vidrio.

En la sede de la empresa, “industria a cielo abierto”, unos clasifican papel y cartón, mientras otros procesan el plástico por surtido y lo empacan hasta completar siete toneladas, norma exigida cada mes, y algunos más se dedican a reciclar vidrio y elementos ferrosos y no ferrosos.

Se trata de hombres y mujeres que en más de medio siglo se han convertido en expertos clasificadores, como asegura, Wilfredo Rodríguez, quien lleva más de 20 años recuperando el vidrio: “llego a las siete de la mañana y hasta la cinco de la tarde lavo botellas manualmente. Luego lo empacamos en sacos, 30 botellas por cada uno y después, a venderlas en las entidades consumidoras de Guantánamo y otras provincias”.

Experiencias similares cuenta Ana Victoria Ruiz, Eliecer Mulgado y Elías Ramos Ávila, quienes trabajan en áreas igualmente decisivas para la empresa, máxime cuando faltan dos meses para que terminar el año y solo están al 86 por ciento del cumplimiento del plan anual, ascendente a seis millones de pesos, dos de ellos en moneda convertible.

Los trabajadores de la empresa saben lo importante de cumplir la recuperación sobre todo cuando reciclar una tonelada de chatarra de acero ahorra 278 litros de petróleo, una de cartón ondulado disminuye 390 kiloWatts de energía equivalente a 766 litros de combustible, y una tonelada de papel impide la tala de 31 árboles, a la vez que evita la compra de 270 litros del crudo.

Aunque lidiar con las dificultades siempre es un reto, el director explica que contratiempos como la disminución de los precios de la materia prima exportable y la merma de papel y acero en los acopios domésticos este año, obstaculizan el cumplimiento del plan.

Pedro, el “bicitaxero”, sigue por la barriada de San Justo pregonando sus servicios, los CDR y pioneros impulsan el reciclaje, en Niceto Pérez, todos celebran sus resultados en la recuperación anual de materia prima, que bien les vale celebrar el aniversario 55 de la entidad este sábado 7 de noviembre, pero en el ambiente queda el sabor amargo del incumplimiento como deuda pendiente de una asignatura nombrada economía nacional.

Comentarios   

0 #1 Jorge 11-11-2015 05:19
Es muy importante para el Pais la recuperación de materias primas pero ya es hora de pensar en las molestias que crea el punto de Luz Caballero y el 4 sur niños pequeños que no pueden dormir ,cuando llega al mediodía la grúa eso es abusivo los estruendos que se sienten al cargar los camiones ,no hay tranquilidad pero peor es que ni por la noche se puede descansar desde las 4 de la madrugada las personas acuden con todo tipo de material y arrastran metales ,discuten por las colas ,y no se puede dormir llegan en carretas ,tractores y hasta con bueyes invito al director de materias primas que valla allí para que compruebe con sus propios ojos estos inconvenientes que atentan contra la tranquilidad de las personas pero aun más frecuentemente se activa la alarma de seguridad y es psicológicamente estresante ese timbre ,mas los ratones que pululan
Propongo que es hora de que esos puntos se ubiquen a las afueras de la ciudad donde deben estar
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

La Avenida Ernesto Guevara se revitaliza (+Fotos)

avenida che guevara 2 avenida che guevara 4avenida che guevara 8

Asesorado por el Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad, un proyecto de reanimación pretende revitalizar esta concurrida arteria, desde los puentes de Prado y Aguilera hasta el monumento erigido al Che, en la rotonda conocida popularmente como La Formadora.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar