fidel en Guantánamo portada

La noche del 26 de junio de 1959 el Jefe de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, realizó una sorpresiva visita a la ciudad de Guantánamo, de paso hacia el Valle de Caujerí y otras zonas rurales de la hoy provincia extremo oriental cubana. Había estado entonces en el hotel Martí, donde se congregó el pueblo para verlo.

 

El acontecimiento, recogido por Margarita Canseco Aparicio, José Sánchez Guerra y Yaimara Diéguez Gutiérrez en su libro de efemérides En un lugar de la memoria, descubre a José Manuel Ayala Gómez como privilegiado testigo de ocasión, quien para más orgullo estableció entonces una plática con el Comandante en Jefe.

 

Ayala, educador, con alta vocación hacia el magisterio, fue estudiante de la Escuela Normal para Maestros de Guantánamo y en 1959 era el presidente de la Asociación de Alumnos de este plantel. Para esta etapa en Cuba coexistían varias escuelas normalistas encargadas de la formación del personal docente, pero solo seis disponían de presupuesto. La de Guantánamo, se sustentaba mediante el cobro de 10 pesos mensuales al alumnado y su alumnado se esforzaba por cambiar tal situación.

 

Recuerda Ayala Gómez que el problema le fue informado al Jefe de la Revolución y relata: “en junio de 1959, a través del entonces teniente del Ejército Rebelde Benirde Marsillí Durand, maestro normalista y compañero de luchas estudiantiles, conocimos que el Comandante vendría a Guantánamo, más aun, que se alojaría en el hotel Martí.

 

Conocida la situación estudiantil en la Escuela Normal guantanamera, Marsilli, oficial que trabajaría en la escolta de Fidel, sugirió a Ayala intentar entrevistarse con el Líder, trasladarle las preocupaciones estudiantiles.

 

Al anochecer de ese día, unas 300 alumnas del centro estudiantil, de completo uniforme, se reunieron en el parque Martí, junto a la ceiba. Con el crepúsculo llegó Fidel y entró apresuradamente al hotel. Las jóvenes permanecieron en franca vigilia hasta el amanecer.

 

Narra el profesor que temprano en la mañana Fidel, algo molesto, bajó al vestíbulo y al acercársele le espetó:

 

-¡Yo me enteré de lo de ustedes, apenas he dormido¡, pero de inmediato estableció amena conversación, durante la cual el joven dirigente estudiantil de apenas 20 años explicó al Comandante en Jefe el asunto que los había llevado hasta allí.

 

Las fotos corroboran el suceso: Fidel dialoga con el joven Ayala. Aparecen los desaparecidos comandantes Calixto García Martínez y Manuel Piñeiro Lozada, Barbaroja y otros acompañantes.

 

El entonces Primer Ministro, decidió invalidar el pago de los 10 pesos mensuales y en lo adelante se abriría un proceso de búsqueda de las estructuras más convenientes para la formación de los futuros maestros y profesores.

fidel en Guantánamo1

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar