camilitos gtmoLa escuela dispone de magníficos laboratorios y aulas especializadas, que permiten lograr más eficiencia en el estudio. Fotos: Leonel Escalona Furones

La alegría sobresale a la vista. El aniversario 50 de la fundación de las Escuelas Militares Camilo Cienfuegos (EMCC), este 23 de septiembre, es sobrado motivo para celebrar e insuflar más amor y dedicación a las tareas.

 

El júbilo se reflejaba en los rostros de la mayoría de las más de 600 personas que conviven en la institución guantanamera donde, a la llegada de los periodistas, cada una cumplía las actividades del día: los alumnos y profesores en la docencia, el personal de servicio en sus locales, el de salud en el puesto médico y la clínica estomatológica, los de guardia en sus posiciones…

 

Luego de recibir a los reporteros en su oficina, el teniente coronel Antonio Bigñot Bueno, director de la escuela, explicó que el centro guantanamero cumple solo 36 años de fundado, durante los cuales graduó tres mil 595 alumnos, entre quienes el 95 por ciento cursó estudios en perfiles de mando y especialidades en escuelas de cadetes.

 

“Solo el 10 por ciento de ellos optó por carreras que se estudian en el Sistema de Educación Superior, pero todas al servicio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), precisó.

 

Respecto a la escuela que dirige hace dos cursos, subrayó que ha cumplido con creces el encargo de formar y preparar bachilleres con sólidos conocimientos y elevadas cualidades físicas y político-ideológicas, quienes egresan en condiciones para enfrentar estudios de nivel superior.

Muchos de los que cursaron esta escuela han prestado servicio como cuadros en los tres ejércitos de las FAR, participado en misiones internacionalistas en Angola, Etiopia, Nicaragua… y ostentan altos grados.

 

“La escuela exhibe sostenido trabajo en la preparación de los alumnos y una retención escolar acorde con los requisitos planteados por el Ministerio de las FAR, además es una de las mayores aportadoras de estudiantes a los centros de cadetes del país, con más de 100 todos los años”, argumentó.

 

Puntualizó que en el curso 2015-2016 se graduaron 119 alumnos de duodécimo grado, de los cuales 103 fueron a los centros de cadetes.

 

Fue la mejor del Ejército Oriental y segunda del país por los sobresalientes resultados en concursos nacionales. “El año pasado nos pedían dos lugares en esos eventos y logramos nueve.

camilitos gtmo2La EMCC de Guantánamo cumple con creces el encargo de formar y preparar bachilleres con sólidos conocimientos y elevadas cualidades físicas y político-ideológicas, subrayó el director del centro. Fotos: Leonel Escalona Furones

“Eso demuestra la calidad de los alumnos, profesores, cuadros militares y del personal de aseguramiento del centro, sin cuyo eficiente desempeño sería imposible escalar a tan altos peldaños”, subrayó el director de la institución educativa.

 

En el plantel se imparten las mismas materias que en un preuniversitario. Al concluir el 12 grado, los alumnos realizan la prueba de ingreso, se les otorga la carrera si vencen los objetivos y luego permanecen cuatro meses en un concentrado militar, en el que reciben preparación táctica, infantería y otras materias, que les permite incorporarse en mejores condiciones a las escuelas de cadetes.

 

“El rigor en el estudio y la férrea disciplina que se impone es lo único que marca la diferencia de la nuestra con centros civiles de la provincia”, aseguró

 

Reconoció la especial atención que se dedica al mejoramiento de las condiciones de vida y trabajo por lo que disponen de magníficos laboratorios y aulas especializadas; dormitorios, áreas deportivas, cocina-comedor, que contribuyen a la mayor eficiencia en el estudio y hacer llevadera la estancia”.

 

“Nuestro propósito –recalcó- es enseñar a los alumnos a conducirse en la vida para que cuando vayan a los centros militares de estudios superiores o la Universidad, se identifiquen por sus conocimientos y ejemplar comportamiento”.

camilitos gtmo3Trabajar 13 cursos en la escuela de Guantánamo fue una de las experiencias más gratas de su vida, la cual conserva para la posteridad, aseguró el fundador teniente coronel de la reserva Dennys Agustín Vázquez Rodríguez. Fotos: Leonel Escalona Furones

Experiencia para la posteridad

 

Las EMCC son la cantera fundamental para aportar los cuadros de las FAR, como planteó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, aseguró el teniente coronel de la reserva Dennys Agustín Vázquez Rodríguez, iniciador del plantel guantanamero.

 

Desde su fundación en 1980, el también combatiente del Ejército Rebelde fue jefe de la sección política de la institución, cargo en el que permaneció hasta jubilarse en 1992, pero sin desvincularse y al tanto de los sostenidos avances de los Camilitos.

 

“Vi crecer su matrícula, ampliar la estructura, mejorar las condiciones de vida; me enorgullece saber que a 36 años los resultados son muy superiores y el progreso inobjetable …

 

“También satisface apreciar que los sucesivos directores se ocupan de la profesionalidad, competitividad pedagógica y ética de los cuadros y profesores, algo muy importante”, reconoció.

 

“En lo personal me regocija encontrar a oficiales con los grados de coronel en sus charreteras que recuerdan que fui su jefe y otros que ocupan grandes cargos en la vida militar y civil a lo largo y ancho del país”, comentó.

 

Vázquez Rodríguez a sus 76 años y por el Decreto Ley 259 obtuvo parte de las tierras pertenecientes a la finca de autoconsumo de la escuela, y llegó a aportar 170 litros de leche diarios para abastecer al propio centro, el estado mayor y un contingente de la RM.

 

Nacido en Buey Arriba, Granma, donde en 1958 se incorporó a la Columna 1, del Comandante en Jefe Fidel Castro, este fundador confiesa que haber trabajado 13 cursos en la escuela de Guantánamo fue una de las experiencias más gratas de su vida.

 

Vázquez Rodríguez, quien en 1975 fue herido en una emboscada en Angola, promete seguir trabajando en su finca, su trinchera de combate, y defender a la Revolución que lo educó y enaltece como verdadero ser humano.

 

“Estoy buscando el tiempo para antes de morir dejar escritos algunos pasajes de mi vida como regalo a los jóvenes Camilitos”, prometió antes de despedirse.

 

Especial orgullo

 

Uno de los guantanameros que cursó la Escuela Militar Camilo Cienfuegos y siguió su servicio en las FAR es el Coronel Justo Rafael Blanco Delgado, actual jefe de la sección política de la Región Militar de Guantánamo.

 

A 30 años, siente especial orgullo por haber estudiado en ese centro insigne de la provincia. “Cursar los Camilitos fue para mí rendir honor al Héroe de Yaguajay. Estudiar su historia y escuchar anécdotas de su vida, me permitió aprender de sus cualidades: coraje, valentía, disciplina, camaradería…

 

“Agradezco infinitamente la formación como joven revolucionario que recibí en el centro que enaltece su nombre y siempre seguiré su ejemplo”.

 

Al graduarse en 1987, Blanco Delgado pasó a la escuela de cadetes José Maceo de Santiago de Cuba y al terminar los estudios superiores cumplió servicio como oficial en la Brigada de la Frontera y luego en la Región Militar de Guantánamo.

 

“A los jóvenes decirles que lleva sacrificio, consagración, perseverancia, pero vale esforzarse y prepararse para defender la Revolución en cualquier circunstancia por difícil que sea, sobre todo desde la primera trinchera antiimperialista de América”, recomendó finalmente.

camilitos gtmo4La camilita Aimeé Ruiz Chibás confiesa que el régimen escolar la obliga a estudiar y exige organización, disciplina y respeto, lo que más le gusta de la escuela donde cuentan con los medios y la base material de estudio y de vida necesarios. Fotos: Leonel Escalona Furones

El futuro nos pertenece

 

Para los Camilitos que actualmente cursan estudios, la experiencia es favorable y sienten satisfacción de estar en ese plantel. “A pesar del poco tiempo que llevo aquí he comprobado lo que contaba mi hermana que está en 12 grado y siento que la vida militar me va a gustar mucho más que lo que hasta ahora”, comentó la estudiante de décimo grado Aimeé Ruiz Chibás.

 

Oriunda de Yateras, precisa que el régimen escolar la obliga a estudiar y exige organización, disciplina y respeto por parte de competentes profesores y oficiales que velan por ello y te enseñan, además contamos con los medios y la base material de estudio y de vida necesarios”.

 

A ella le gustaría estudiar Contrainteligencia militar y se esfuerza para optar por esa carrera.

 

Por su parte, el alumno de duodécimo grado Camilo Delgado Chaveco, comenta que los alumnos tienen la posibilidad de fraguar el carácter, enriquecer el acervo cultural y crecer como personas, atributos que ayudan a andar por el camino correcto.

 

“La escuela forja valores como la responsabilidad, crea hábitos de estudio y desarrolla habilidades que preparan físico y mentalmente a los educandos. En fin, te ayuda a saber lo que deseas ser, sobre todo en la vida militar. Yo mismo escogí estudiar Ingeniería mecánica en tanque y transporte”, acotó.

 

Los resultados integrales constatados en el centro escolar que engalanaba para la celebración de hoy del aniversario 50, constituyen un compromiso para perfeccionar el trabajo de formación de estos jóvenes cada vez mejor preparados para las FAR y la sociedad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

feed-image RSS