dia educadorFoto: Lorenzo Crespo Silveira

Bajo la sentencia de nuestro Héroe Nacional José Martícuando dijo que “instruir puede cualquiera, pero educar solo aquel que sea un evangelio vivo”, los educadores cubanos tratan cada día de regalar amor y conocimientos desde las aulas y fuera de ellas.

Este 22 de diciembre, cuando se cumplieron 55 años de la declaración de Cuba como Territorio Libre de Analfabetismo tras una exitosa campaña que en 1961 llegó hasta los rincones más intrincados de la geografía nacional, se celebró el Día del Educador.

Con motivo de tal fecha, el Buró provincial del Partido Comunista de Cuba en Guantánamo, extiende una felicitación a todos los que se desempeñan en la hermosa profesión de formar a las personas y que dan su aporte desinteresado al desarrollo y continuidad de esa gran obra que es el sistema de enseñanza en nuestro país.

Llegue este reconocimiento a quienes alfabetizan en otros países, desafiando en ocasiones grandes peligros en lugares inhóspitos, y al igual que los que realizan su labor aquí, sienten la satisfacción del deber cumplido y tratan de pulir cada día su quehacer.

Especial felicitación merecen los educadores de Baracoa, Maisí, Imías, San Antonio del Sur y Yateras, quienes, junto al resto del pueblo, participaron en la recuperación de los daños causados por el huracán Matthew y contribuyeron al reinicio en breve tiempo del curso escolar tras el paso del meteoro.

Son muchos los retos que quedan por delante para seguir perfeccionando nuestro sistema educativo y sumar en su noble misión a la familia y la comunidad, para educar a nuestros hijos como hombres y mujeres de bien y en los valores y principios expresados por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el Concepto de Revolución, y para que siga creciendo la capacidad de pensar y crear de guantanameros y guantanameras.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar