agricultura cubana

A cuatro meses del paso del huracán Matthew, la siembra de cultivos de ciclo corto para la alimentación a la población y el acondicionamiento intensivo de las áreas afectadas, ocupa a productores y autoridades de la Agricultura en el municipio de Maisí.

Con el objetivo de alcanzar 15 libras (lb) per cápita de viandas por persona –desde octubre se garantizan 10lb- y mantener el estado favorable que hasta el momento presentan las hortalizas, “se sembraron 540 hectáreas (ha) entre boniato y malanga, 143 ha de vegetales como tomate, col, pepino, lechuga y habichuela; y 262 ha de granos, esencialmente frijol”, declaró Denny Matos Bravet, director de la Empresa Agroforestal en ese municipio.

“En el caso del frijol se calcula para este año una producción de 250 toneladas, dirigidas también a la sustitución de importaciones, y se contrataron ya a los productores 2 mil toneladas de viandas”, añadió.

En los mercados, la oferta es fundamentalmente de yuca -que estaba en producción cuando el ciclón- y boniato, para entonces próximo a cosecharse, y cuya siembra después del meteoro se recogerá a partir del próximo mes. Además, las hortalizas en venta, son todas de producción local.

Los precios estatales, según el director agroforestal, se han comportado en correspondencia con la política de precios aprobados para la venta de alimentos a la población. La libra de tomate, por ejemplo, oscila entre 2.00 y 2.20 pesos, el pepino a 1.40/lb, la yuca a 0.85 centavos y 1.10 la libra de calabaza.

El factible acceso a las áreas de cultivos varios, en su noventa por ciento situadas en zonas relativamente llanas como Vertiente y Sabana, el cumplimiento en el sistema de Acopio y la reapertura de puntos de venta en lugares donde no existían, hacen sostenible el abastecimiento local y el envío de alimentos, cada semana, a Baracoa.  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

La Receta de Hoy

Tarta de piña sin horno

tarta de pina sin horno 4 tarta de pina sin horno 5tarta de pina sin horno 0

Esta tarta de piña sin horno es un clásico de los postres sencillos y cómodos porque no hay que ser experto para hacerla. La podemos preparar en formato redondo o en formato rectangular, que también queda muy bonita. Es tan deliciosa como efectiva, con un sentido sabor a piña si usamos la gelatina de este sabor. Una estupenda forma de iniciarse en la repostería y uno de esos postres que gusta a todo el mundo.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar