delagado Maisi GuantánamoElisandri Durán Lores: “Era una oportunidad con la que solo podía soñar y cuando lo supe no lo creí, se me hizo un nudo en la garganta y no pude pronunciar nada”.Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

Campesino de nacimiento y músico de formación, el instructor de arte Elisandri Durán Lores, a sus 26 años, nunca pensó ser el primer delegado electo en Guantánamo para representar a Cuba en la decimonovena edición del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en Sochi, Rusia.

“Era una oportunidad con la que solo podía soñar y cuando lo supe no lo creí, se me hizo un nudo en la garganta y no pude pronunciar nada”, comenta el entusiasta joven a este equipo de Venceremos.

Primero como instructor

Hijo de agricultor y ama de casa, Elisandri afirma que siempre supo que deseaba ser músico, pues desde los cuatro años seguía al abuelo mientras iba por el pueblo cantando y tocando la guitarra.

“He vivido en este pueblo casi toda mi vida y solo salí cuando fui a estudiar en la Escuela de Instructores de Arte del Complejo educacional José Maceo Grajales, de la ciudad de Guantánamo. Allí me gradué en la especialidad de música y luego me fui al Servicio Militar Activo en la Brigada de Artillería.

“Allí estuve durante dos meses en el Grupo Artístico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Guantánamo con quienes llevé la cultura a comunidades y unidades militares.

“Luego me incorporé al trabajo en el centro mixto Álvaro Reinoso, de Los Llanos, en el municipio Maisí, que luego del paso del huracán Matthew, al destruirse la secundaria y para aprovechar la capacidad de la institución, comenzó a albergar esta enseñanza junto a la técnica profesional. Aquí he estado desde entonces”.

Arduo camino

En más ocho años de labor, Elisandri ha logrado hacerse un camino más allá de las aulas. Su empeño, trabajo y dedicación con el estudiantado y las artes le han abierto miles de puertas. En ese sendero sigue y hace dos años, dirige la Brigada José Martí de Instructores de Arte en su municipìo.

“Organizar y movilizar a los más de 200 jóvenes afiliados en el territorio por donde primero sale el sol en Cuba es muy complicado, por la distancia y las carencias que tenemos, pero no imposible. En caso de mi escuela la unidad y estrecha colaboración del consejo de dirección a lo interno, ha permitido que el trabajo fluya más y que por dos ocasiones se nos seleccionara entre los mejores colectivos de la provincia.

“Proyectos como el Arcoiris, dedicado a infantes y discapacitados, que busca difundir la cultura en comunidades intrincadas como La Tinta, e iniciativas como Los Caimitos, en Sabana, donde intervenimos directamente como promotores de música, teatro, danza y artes plásticas, son muestra del arduo quehacer de nuestra tropa por los distintos parajes maisienses.

“También durante la recuperación, tras el paso del huracán Mathew, estuvimos en el primer frente, llevando el quehacer artístico a zonas rurales seriamente afectadas. Algo que alegró y conmovió mucho a los pueblerinos, pues incluso fuimos a las cuevas donde aún había evacuados. Fue una experiencia única.

“Ahí vimos lo maravilloso de este trabajo y entendí porqué debo dedicarle cuanto tiempo tenga. Ahora radico solo cuatro días semanales en el centro y el resto estoy en la comunidad, realizamos talleres, creamos espacios para mostrar el talento local y hasta queremos hacer un proyecto de aficionados con estudiantes y profesores para que hagan gala de sus potencialidades.

delegado maisi guantanamo2Fotos: Lorenzo Crespo Silveira

Delegado al Festival

En sus años como militante de la Unión de Jóvenes Comunistas y como presidente de la Brigada José Martí de Instructores de Arte, muchos han sido los retos emprendidos por Elisandri. Sin embargo, para él, ir al Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, es sin dudas, el mayor de todos…

“En el centro iniciamos la selección del futuro delegado directo con tremenda emoción. Saber que fuimos seleccionados de entre todo Guantánamo para este honor era algo increíble. En la reunión del Comité de Base de mayo hicimos las propuestas y juro que jamás pensé estar entre ellas, pero mis compañeros me sorprendieron.

“Yo me siento orgulloso de ser la voz del centro mixto, de la organización de base y el país, de que aún siendo un joven como cualquier otro de Maisí, se confíe en mí para esta tarea. Yo les garantizo que dondequiera voy a defender la Revolución, nuestros principios e ideales y abogaré por una juventud más protagónica y que sea la gestora de los cambios que se necesitan en el mundo.

“Tengo fe en que este evento me permitirá eso y tendrá efectos globales que se traducirán en verdadera paz y seguridad para países como México y Venezuela donde persiste una preocupante oleada de violencia y criminalidad”.

Más agradecido

Comunicativo, sociable, dispuesto a ayudar a quien lo necesite, Elisandri, es de esas personas con las que todos cuentan, por eso es posible entender por qué, en el momento de su acreditación para la cita más importante de las juventudes democráticas, la multitud lo rodeó con júbilo.

En la despedida, vemos asomar en su rostro algunas lágrimas, no son otra cosa que felicidad. Es la forma de agradecimiento que tiene este padre de tres niños (dos varones y una hembra) y nativo de Los Llanos con la gente de esta tierra maisiense, esa que sin pensarlo dos veces le confió la responsabilidad de representarle en la delegación cubana que asistirá en octubre a la gran cita juvenil que acogerá Rusia.