cuba1El descontrol administrativo y la falta de vigilancia y exigencia en numerosas empresas provocaron que sólo este año la economía provincial registrara pérdidas superiores a los 21 millones de pesos.

Casi la mitad de esa suma se malversó en el Grupo empresarial de Comercio. El hecho más connotado, ocurrió en el mercado industrial Bazar X, ubicado en la esquina de Cuartel y Carretera, donde el administrador y varios trabajadores se “embolsillaron” más de millón y medio de pesos en menos de siete meses.

yoimaNo solo las estadísticas – 12 mil 400 al cierre de abril- confirman la tendencia al  incremento de los trabajadores por cuenta propia en esta provincia. A simple vista se aprecia claramente su presencia en múltiples puntos de la ciudad y los municipios. Sin embargo, el número de registrados en las 201 modalidades del cuentapropismo fluctua debido a la inestabilidad de los negocios.

En general, quienes fracasan en estos menesteres identifican entre las causas del fiasco, el escaso margen de ganancias, la falta de materias primas, las dificultades para comercializar, los altos impuestos, el asedio de los inspectores y hasta el desconocimiento de las leyes elementales de mercado que puedan garantizar la consolidación de un negocio no estatal, entre otras razones.  

lilibetLas leyes no cambian la vida. Ojalá y todo  fuera tan simple como chasquear los dedos y que, al otro día, reverdezcan las empresas comatosas y amanezcan rosas azules. Una ley, en el mejor de los casos, sólo es un marco para lo bueno.

De modo que la nueva legislación, publicada en la Gaceta Oficial en su edición extraordinaria número 21 de este año, según la cual las empresas tendrán menos limitaciones para sus operaciones, con margen para establecer pagos estimulantes a sus trabajadores, objetos sociales más flexibles, la oportunidad de pactar precios mayoristas para las producciones excedentes luego de cumplir los encargos estatales, sólo será un medio para una mejor o peor economía.

feed-image RSS