mortalidad infantil disminucion

Guantánamo despidió 2017 con la reducción de la mortalidad infantil a 4,7 por cada mil menores de un año nacidos vivos -31 fallecidos, 11 menos que en 2016-, resultado que avala el trabajo integrado de todas las estructuras de salud y sociales de la provincia.

 

Roilder Romero Frómeta, director provincial de Salud, explicó que el logro responde a la labor del Programa Materno Infantil (PAMI) en función de controlar indicadores y disminuir el impacto de las afecciones perinatales, la influenza y neumonía, y las anomalías congénitas en los menores de un año.

 

Entre las medidas que contribuyeron a este progreso se cuentan las pesquisas diarias de niños, embarazadas y puérperas con alto riesgo; el ingreso oportuno de los casos más complejos y la fiscalización y control sistemático de las condiciones higiénico-sanitarias en los servicios hospitalarios.

 

Se destaca en este resultado el municipio de Maisí sin mortalidad infantil por segundo año consecutivo y Baracoa con un solo fallecido. Mientras que hubo retroceso en relación con 2016 en El Salvador, Caimanera, Yateras y Manuel Tames.

 

Los bajo peso al nacer disminuyeron en nueve con respecto al año anterior, y las defunciones escolares y preescolares culminaron con indicadores de 2.1 y 2.8, respectivamente.

 

En el caso de la muerte materna, 2017 cerró con 29 fallecidas por causas directas, y cuya disminución se erige este año como reto para los especialistas del PAMI, el

sistema de salud y la sociedad en general.

 

En 2016 la provincia tuvo una tasa de mortalidad infantil de 6,2 menores de un año fallecidos por cada mil nacidos vivos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar