autismo kevinKevin en Cuarto 1 mientras recibe la asignatura de Español.

En su primer año de vida, Kevin Rafael Duvergel Cobas, -actualmente diagnosticado con síndrome Asperger- matriculó en el círculo infantil Nené Traviesa donde, por su carisma e inteligencia, se convirtió en uno de los pequeños más populares del salón.

 

Su abuela y tutora, Daysi Elena Viel Reyes, admirada de la sabiduría de su nieto, le enseñaba alguna nueva palabra mientras iban de camino a casa, hasta que un día, Kevin quedó atrapado en el silencio.

 

“Todo sucedió de repente”, rememora la abuela. “Comenzó a aislarse y caer en el mutismo; abruptamente dejó de ser alegre en el barrio y en el círculo. Me preocupé, pero las “seños” explicaron que podía proyectarse así hasta los cinco años”, comenta quien se desempeña como enfermera de la unidad del pie diabético, en el policlínico centro.

 

“Aunque trataron de calmarme quedé inconforme. Sabía que algo andaba mal. Me dirigí al Centro de Diagnóstico y Orientación (CDO), donde abrieron un expediente del caso para matricularlo en la escuela de lenguaje, pero insistían en que era un chico normal.

 

"A partir de entonces, por el magnífico trabajo de los logopedas, avanzó bastante; recuperaba el habla, pero su vocabulario era escaso -relata la señora de 63 años- y pone una nota discordante: “En esas circunstancias me llegó, como enfermera, una misión médica a Venezuela y mi madre, la bisabuela, se hizo cargo del niño… y responde la pregunta que asalta a la prensa:

 

“Su bisabuela, porque Kevin nunca tuvo afinidad con sus padres, quienes están divorciados, algo que lo afectó mucho”. El viaje -cuenta- no fue nada bueno para el niño, que se tornó agresivo, daba “perretas”, derribaba todo a su paso, la fuerza se le multiplicaba, alaba la punta del mantel, rompía los vasos para oír el sonido del cristal…

 

Eliminó el juego, dejó de socializarse, y la comunicación la tornó gestual. La situación era muy crítica para la lejana abuela-tutora y hasta el regreso montó una estrategia comunicativa que de algún modo calmaba a su bebé, para entonces en tratamiento psiquiátrico.

 

“Por las mañanas religiosamente le pasaba mensajes y en la tarde llamaba siempre a la misma hora. Ello le creó hábito y al sentir sonar el celular decía: esa es mi mamá, se ponía contento. Saber de mí y escucharme lo calmaba y a mí me permitía seguir su comportamiento y consolidar mi creencia de que podía ser un niño con puro o espectro autismo”, comenta.

 

El fin de la misión de Daysi coincidió con el del curso de la escuela de lenguaje. Kevin, retornó al círculo y luego ingresó en la primaria Águedo Morales, donde todo se complicó: en segundo grado rechazó el centro y terminó en la escuela Héroes del Moncada, donde atendían a casos similares.

autismo kevin3Las muestras de afecto hacia la abuela, Daysi Elena, son constantes.

Acercamiento al Asperger

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo cerebral frecuente entre los siete y 16 años, con mayor incidencia en varones que hembras (de 3 a 7 por cada mil niños), se constata en el Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales, de la Asociación Psiquiátrica Americana.

 

Asperger es una forma leve de autismo y las principales características externas son la falta de habilidades sociales y de comunicación no verbal.

 

Los científicos consideran que puede haber una causa genética del síndrome y es probable que varias personas de una misma familia lo padezcan. Aunque son varias las teorías en torno a su desarrollo, ninguna ha sido demostrada.

 

Las personas que padecen Asperger, a pesar de tener aspecto e inteligencia normal, presentan problemas para relacionarse con los demás y en ocasiones suelen comportarse inadecuadamente. Esos pacientes piensan distinto, son lógicos, concretos e hiperrealistas.

 

Junto a sus familiares luchan por un futuro de equilibrio social, donde puedan entender el complejo mundo, y para ello, en Guantánamo, en la escuela Héroes del Moncada, 26 docentes especializados atienden a 48 niños, 13 con autismo y el resto con discapacidades intelectuales leves y moderadas, para que aprendan a convivir en comunidad.

 

Allí, desde las 7: 50 am hasta las 4: 15 pm, en siete aulas, se dedican al cuidado e instrucción de esos estudiantes.

 

Guiados por psicopedagogos, instructores de arte, bibliotecarias, logopedas, profesores de Educación Física, trabajadores de servicio, administrador y un jefe de ciclo (todos se complementan), aprenden de lo básico y vital para subsistir mañana sin depender de sus seres queridos.

 

Autovalidismo es lo primero que se imparte y con ello aprenden a cepillarse, vestirse, amarrarse los zapatos, utilizar los cubiertos, servirse el agua, coser botones, cruzar la calle, y en una cocina de papel maché simulan como preparar alimentos… precisa Ana Daysi Rodríguez Abad, directora del centro.

 

Otra de las tareas bien complejas es lograr que esos alumnos poco sociables participen en los matutinos y se interrelacionen con niños totalmente diferentes, además de conseguir que imiten sonidos y gestos con el fin de ampliar el léxico, explica Yaralis Heredia Argote, psicopedagoga.

 

Para acelerar el aprendizaje -afirma- activan los procesos psíquicos con la visualización de videos, museos virtuales como las casas natales de Fidel, Martí y otros héroes.

 

Escuchan música, practican la zarabanda y la Educación Física, además de los juegos en el piso. Como parte del tratamiento -refiere la psicopedagoga- interactúan con otros niños totalmente diferentes, realizan paseos por la ciudad, a pie o en autobús, pues las personas con espectro autista también disfrutan de lo cotidiano.

 

Mediante esta práctica sumado al esmero, paciencia e incondicional amor de los profesores, muchos infantes, entre ellos Kevin, lograron incluirse en las enseñanzas convencionales.

 

Los psiquiatras también juegan un papel primordial en la evolución del niño, ellos, además de brindarles atención especializada según el diagnóstico, evalúan a la familia y al medio social para garantizar el óptimo desarrollo del pequeño, señaló la Dr. Kendra Romero Matos, especialista en primer grado de psiquiatra infanto-juvenil.

 

El trabajo en la Héroe…, a pesar de ser una vivienda de 1830 devenida escuela, amenazada de derrumbe por el mal estado de las paredes y techos, con filtraciones, es actualmente referencia en la enseñanza Especial.

autismo kevin2Es costumbre de Kevin abrazar cada mañana a María del Carmen Cortina, su asistente educativa, quien lo ayuda con las diferentes materias.

Vietnam Heroico abrió sus puertas

Al despedirse de la escuela para niños con necesidades educativas especiales, Kevin, había aprendido lo necesario para valerse e interrelacionarse de acuerdo con sus características. Desde octubre, está en su nuevo centro, Vietnam Heroico, donde asumió los cambios sin muchos inconvenientes.

 

“Fue nuestra primera experiencia”, comenta Ivonne Constantén Jiménez, jefa de ciclo de la escuela primaria. “El temor siempre estaba latente y la incertidumbre si resultaría o no el traslado, pero todo lo superamos con el dulce carácter y la inteligencia de Kevin”.

 

A partir de entonces el personal comenzó a capacitarse aún más en los temas de enseñanza especial, además, de participar en los encuentros con la psicopedagoga de la escuela anterior, quien todas las semanas le da seguimiento.

 

Las manifestaciones de Kevin hasta el momento -afirma la jefa de ciclo- son positivas y tiene mayor afinidad con María del Carmen Cortina, su asistente educativa, “su sombra”, quien lo ayuda con las diferentes materias, que según dice asimila mejor lo oral que escrito.

 

“Es melindroso para comer” abunda María “desde pequeño sufre de intolerancia a la lactosa, por eso velamos estrictamente su dieta”.

 

En Vietnam…, marcha bien, se preocupa por sacar buenos resultados y es constante el preguntar si pasará de grado.

autismo kevin4Al llegar de la escuela es prioridad alimentar al dálmata Alí, su mascota preferida.

Kevin

Muchos especialistas afirman que las personas con autismo no manifiestan sentimientos, pero Kevin, a su manera sí los expresa: se deleita acariciando a Alí, su perro dálmata, y a sus dos conejos y ocas, mascotas de la casa.

 

Ahora llega, abraza e inunda de besos a la abuela, le dice tesorito, amorcito y hasta te quiero mucho. Con la dedicación y el buen trato de la familia, los profesores y especialistas que lo rodean, ha logrado tener una vida casi normal como cualquier niño.

 

Juega poco, pero juega…lee libros de medicina, el Venceremos y Granma- sus publicaciones favoritas- ve la Mesa Redonda y el noticiero, solo que cuando termina apaga la televisión y nadie más la puede encender -dice la abuela.

 

La evolución de Kevin es increíble, sabe qué hacer cada mañana, por dónde comenzar a vestirse, y es estricto con los horarios de comida y de tomar medicamentos; le recuerda las fechas de cumpleaños familiares a su abuela porque, él, desarrolló memoria fotográfica (capacidad de recordar cosas oídas y vistas con un nivel de detalle perfecto).

 

Kevin, tiene nueve años, pelo negro, mediana estatura, piel bronceada, rostro expectante, voz dulce y es sobre todo muy curioso, al recibir al visitante pregunta entre susurros:

 

“¿Cómo se llaman?”, “cuándo nacieron, quiénes son, tienen animales…”, y trastoca funciones, juega al rol del periodista y para sorpresa de las reporteras asegura: “cuando sea grande, en el año 2025, estudiaré para ser médico”.

Comentarios   

+1 #1 Roxana 22-02-2017 16:58
Estas historias humanas hacen falta en nuestros medios, esas que llenan de esperanza y alientan. Bien por Ceci y Yasnay
Citar
+1 #2 arianna 22-02-2017 19:23
Muy conmovedor el trabajo , me ha gustado muchísimo , feleicuitar a las jóvenes periodistas autoras del mismo . Es una historia para poner la mirada no solo en las fortalezas de nuestro sistema social y educativo, sino tambine en las potencialidades que teia el niño para sobreponerse al igual que su familia , me da mucho gusto y me conmovio tambien ver a la seño -como siempre decimos en esa etapa del desarrollo- Maria del Carmne Cortina quien fue mi auxiliar pedagogica cuando estaba en la escual Conrado Benitez Garcia, quien siempre se mostró cariñosa con sus alumnos, hoy al caboi de ya unos años , todavia cuando la veo en la calle , la saludo con mucho amor y ella a mi tambien. saludos a la redaccion.
Citar
+1 #3 Edelman 22-02-2017 19:27
Es maravillosa esta historia de un gran niño que gracias a la paciencia y dedicación de sus familiares y maestros se incoporado a ala vida cotidina de cualquier infante...
Citar
+1 #4 anabelgps 23-02-2017 19:25
Dios le de mucha salud a Kevin y la fuerza para continuar adelante.
Citar
+1 #5 YOR 23-02-2017 21:37
Hola, en este momento tengo un nudo enorme en la garganta leyendo estas lineas, mi niño esta en el aula con este niño hermoso e inteligente y cuando llega a la casa solo hace hablar de Kevin, creo que han hecho muy buena amistad, es muy conmovedora esta historia, les juro que se me ha apretado el pecho según leía, pero gracias a esta REVOLUCIÓN Kevin ha superado barreras.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

Fotogalería: Imprescindibles damas del campo

mujeres campesinas9 mujeres campesinas4mujeres campesinas8

Las mujeres cubanas constituyen fuente de inspiración y pilar importante en todas las ramas de la sociedad, independientemente del lugar donde realizan sus siempre valiosas tareas, con demostrada sabiduría, responsabilidad, ternura y el amor que imprimen a cuantas acciones emprenden.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar