escuela especial granadilloUn momento para conversar y reír con los alumnos siempre es importante en la escuela, asegura Blanca Nieves, la directora. Fotos: Leonel Escalona Furones

La escuela Alcibíades Torres López es uno de los 11 centros de la Enseñanza Especial que existen en la zona rural de la provincia de Guantánamo. En ella se atienden 136 niños de primero a noveno grados con discapacidad intelectual...

Visitar el municipio de Niceto Pérez siempre es gratificante para mí, pues me hace recordar mis orígenes como trabajadora en la escuela de la Enseñanza Especial para niños con discapacidad intelectual Alcibíades Torres López, experiencia que marcó a esta logopeda devenida reportera.

Por estos días salí tras las huellas de ese plantel educacional radicado, desde hace 16 años, en Granadillo a más de 10 kilómetros de La Yaya, poblado cabecera del sureño territorio, en el que se disfruta de la flora pura, y de la limpieza cotidiana de su entorno, gracias a un colectivo de trabajadores abnegado y muy humano, y educandos llenos de amor para dar y potencialidades por descubrir.

La escuela por dentro

Una vez en los predios del centro es innegable la emoción al ver tras un buró en pleno ajetreo con documentos organizativos a Blanca Nieves Peña Peña, aquella auxiliar pedagógica a quien conocí en 1992 y que hoy, resultado de la superación constante y entrega a la sublime profesión de amor, es la directora de la institución rural.

Inevitables son losrecuentos de la época compartida… Cómo se transforma para bien la enseñanza y “el centro no queda atrás” -enfatiza Blanca Nieves, quien caracteriza con lujo de detalles al centro en el nuevo periodo lectivo.

escuela especial granadillo2Momento importante en las clases es la atención individual y diferenciada a los estudiantes. Fotos: Leonel Escalona Furones

“Iniciamos con una plantilla de 80 trabajadores, totalmente completa. De los cuales 51 son docentes (28 imparten clases frente a aulas y 23 clasificados como otros docentes) y personal de servicio son 29.

“Es un equipo de trabajo con preparación, pues ocho son máster, 26 licenciados y ocho ya incursionan en la licenciatura, esto sirve de incentivo para que siete más estén en trámites para ingresar a la universidad.

Blanca explica que el día a día de la escuela transcurre en dos sesiones fundamentales. Por la mañana, luego del de pie, el aseo, la gimnasia matutina y el desayuno, se imparte la docencia, y en las tardes, siguiendo la máxima de la Enseñanza Especial de contribuir a la formación laboral y preparar para la vida como adultos e independientes a nuestros educandos, los estudiantes más grandes se involucran en los talleres y actividades socialmente útiles, y el resto en tareas extradocentes.

Sobre los cubículos de formación laboral dice que “este curso funcionan tres: uno de carpintería, otro de economía doméstica y un tercero para técnica básica agropecuaria. En ellos los alumnos desarrollan habilidades que posteriormente pueden ponerla en práctica en su vida diaria, con el fin de incorporarlos a la sociedad como entes activos. Gracias a la formación que reciben en estas áreas y a las estrechas relaciones con algunas empresas, logramos que el ciento por ciento de los egresados tenga vínculo laboral.

“Entre otros locales, también existe un gabinete logopédico para corregir los trastornos del lenguaje, una biblioteca, y un laboratorio de computación en el que disfrutan de los mismos beneficios que los niños de otros centros educacionales, además de otros locaciones”.

escuela especial granadillo3Preparar a los estudiantes para la vida adulta e independiente, es objeto social de la Enseñanza Especial. Fotos: Leonel Escalona Furones

Narra la directora que poseen tres dormitorios (uno para las hembras, otro para varones adolescentes y el tercero para niños pequeños) donde duermen alumnos procedentes de El Salvador, Costa Rica, Cabaña, de diferentes asentamientos poblacionales de Niceto Pérez y de Guantánamo.

Y hablando de albergues, me sorprende Manuel Iríbar, subdirector de internado, otrora profesor delgadito y con cabello negro brillante que ahora se torna blanco, muy blanco.

“En esta enseñanza me han salido canas- dice con sapiencia y sonriente a la vez que asegura que “durante los 25 días que los alumnos están con nosotros tratamos que se sientan como en sus casas. Desarrollamos hábitos de conducta y habilidades hogareñas, como tender la cama, realizar un correcto aseo personal, organizar sus pertenencias… Aunque a decir verdad, hay muchos que cuando les toca el pase no quieren salir de la escuela, manifiestan sentirse mejor aquí.

                         “Tienen el avituallamiento suficiente- argumenta el subdirector a la vez que enumera- dos sábanas, igual cantidad de toallas y fundas, además de una frazada para el frío, un colchón de esponja, una almohada y el aseo personal todos los meses”.

Las buenas condiciones de vida y la atención diferenciada a cada uno de los alumnos por parte de los trabajadores han contribuido a que el centro alcanzara el pasado curso el ciento por ciento de retención escolar, indicador que este año pretenden mantener.

Satisfacción en voces diferentes

Eliades Torres Herrera es estudiante de octavo grado, tiene 14 años y asegura sentirse bien en la escuela, por ello estaba deseoso de que comenzara el curso para reunirse con el resto de sus compañeros.

“Todos los maestros nos tratan muy bien y tenemos lo que necesitamos: libros, comida”, dice con voz baja y con tímido rostro, sin embargo no pierde la oportunidad y manifiesta que le gustaría ser albañil, ya sabe manipular los instrumentos de trabajo y hacer otras cosas relacionadas con el oficio, afirma que eso se lo debe a sus profesores.

escuela especial granadillo4Lisandra se complace en compensar el trastorno intelectual de los niños. Fotos: Leonel Escalona Furones

Por su parte Lisandra Almeida González, con cinco años de graduada en la profesión y 29 de edad sintiéndose cual madre de los alumnos, explica que “durante la estancia de los niños en el centro no solo garantizamos su educación, sino también la alimentación, cuidamos de su salud, sobre todo, aquellos que tienen tratamientos médicos rigurosos por patologías asociadas a su trastorno intelectual, son muy seguidos por todos nosotros y la medicina no les falta”.

La también delegada de la Circunscripción 19 en el Consejo Popular Norte-Los Cocos-Confluentes, en la ciudad de Guantánamo, refiere regocijo al compensar las dificultades intelectuales de esos niños: “es interesante el autovalidismo que se desarrolla en ellos en este tipo de escuela, y el apego que sienten por quienes los educan, y nosotros actuamos en consecuencia a ello”.

En medio de un grupo de niños que construyen el área del movimiento de pioneros exploradores, encontramos a Elizabeth Díaz Barrientos, guía base de pioneros, y ante mi pregunta de por qué trabaja en ese tipo de escuela repite como tiros escapados en ráfagas: “!me encanta, me encanta, me encanta!.

“Con estos niños se logra lo que seamos capaces de proponernos- asevera- todo depende del amor con que se trabaje y el método que se ponga en práctica, ejemplo de eso fue en el proceso asambleario que desarrollamos el pasado curso con vista al 55 aniversario de la organización de pioneros. Debatieron todos los temas, hubo protagonismo estudiantil.

“Aquí celebramos los cumpleaños colectivos; conmemoramos las efemérides más importantes, se realizan las escuelas de padres en los que se debaten temas de interés y, a través de una radio base, damos a conocer los resultados emulativos de las aulas y los dormitorios. Muchos de ellos encuentran aquí lo que en sus casas está carente.

escuela especial granadillo5La computación, es uno de los beneficios que disfrutan los escolares de la Alcibíades Torres, tal como los estudiantes de otros centros. Fotos: Leonel Escalona Furones

Pero no todo es color de rosa en la Alcibíades Torres, lamentan sus trabajadores que la inestabilidad del transporte que debe trasladarlo a diario, melle tan humana y sistemática labor.

No obstante, viendo las caras de complicidad de los educandos y profesores, la salud ambiental que se respira, si alguna vez ustedes se encuentran por Granadillo, no duden en llegar a esa escuela, allí se encontrará a Blanca Nieves, pero no la de los siete enanitos, sino a una directora que a fuerza de amor, preparación y cariño, junto a su equipo de trabajo recibe niños discapacitados intelectualmente y los devuelve a la vida como todo hombre de bien.

Comentarios   

0 #1 antonio Gonzalez 06-10-2016 19:19
Este articulo fue publicado en el blog JM Alvarez de Espana para su mayor divulgacion.

Saludos AG
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Guantánamo en el Lente

La Avenida Ernesto Guevara se revitaliza (+Fotos)

avenida che guevara 2 avenida che guevara 4avenida che guevara 8

Asesorado por el Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad, un proyecto de reanimación pretende revitalizar esta concurrida arteria, desde los puentes de Prado y Aguilera hasta el monumento erigido al Che, en la rotonda conocida popularmente como La Formadora.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar